Sábado, 24 De Junio De 2017
Plaça de l’Ajuntament, núm. 1
La Fuliola - 25332
Teléfono: Tel. 973 570 013 
Fax: Fax 973 570 434

Historia

Origen del topónimo

Hay dos versiones de la procedencia del nombre de La Fuliola. La primera proviene del árabe al-folia que significa atalaya o lugar, y la otra se relaciona con la palabra hoja o cuchilla, de ahí que en su escudo hay una rama con hojas. < br />

/>

Los orígenes hasta la actualidad

Foto

Según la carta de población (1080) de La Fuliola, el conde de Urgell, Ermengol IV cede a Guillem d'Isarn el acuartelamiento de La Fuliola para construir una torre de defensa y repoblarla. A finales del siglo se había construido la torre, la iglesia y algunos edificios formando un recinto amurallado. Después de que la viuda Guiscardo (esposa de Guillem) y sus descendientes heredaron el pueblo, pasó a la iglesia de Solsona, en 1115. Las luchas nobiliarias a la sucesión del condado, por parte de los Cabrera dejaron despoblada la villa y el nuevo conde Ermengol X, con ganas de rehacerla, concedió una nueva carta de población en 1280 para repoblar el lugar. El rey Pedro II había dado La Fuliola y Boldú a Pere Gener de Montblanc.

Fue de la jurisdicción de Poblet desde 1415. El núcleo primitivo era cerrado y rodeado de murallas. En el siglo XVI ya había construcciones fuera de la muralla, en el llamado Raval. Como todos los pueblos de la región, la llegada del canal de Urgell, construido entre 1852 y 1862, transformó las tierras secas en grandes extensiones de regadío y conllevó un profundo cambio en la organización agrícola y la evolución económica, así como un gran revulsivo demográfico. Desde ese momento se mantiene el crecimiento urbanístico al pie de la carretera, que actualmente divide en dos el municipio y que pronto tendrá una variante que desviará el tráfico pesado por fuera de la población.
< br />
/>

Buscador

Ayuntamiento
Todas las administraciones

Destacados

Mapa Web